Granola

La granola consiste en una mezcla de hojuelas generalmente de avena combinada con frutos secos, semillas y frutas desecadas, luego se horne...

La granola consiste en una mezcla de hojuelas generalmente de avena combinada con frutos secos, semillas y frutas desecadas, luego se hornea para darle el punto crujiente que le caracteriza. Como desayuno es estupenda porque aporta energía buena para empezar el día, se come de la misma forma que los cereales: con leche de tu elección, yogur, café o batido de fruta, también es una opción saludable para la merienda o la cena... ahh y para quienes como yo se preguntan: ¿el muesli y la granola son lo mismo? en mi opinión en cuanto a ingredientes si lo son, lo que pasa es que la primera se deja todo en crudo y la segunda se tuesta, ahora el tema de quién inventó qué primero es otro asunto...



Como he dicho en otras ocasiones hay sabores que se te quedan en la memoria, no sé muy bien si es la añoranza o la idealización del momento pero tengo que confesar que en mi vida he probado una granola mejor que la que prepara Irina, mi compañera de habitación cuando estudiaba en la universidad... ¡y mira que he probado granolas!: alemanas, suizas, norteamericanas, inglesas, decenas de versiones caseras todas deliciosas pero ninguna se acerca al sabor que en mi cabeza tengo de este rico desayuno preparado por mi amiga, quien  por cierto nunca accedió a darme la receta ni me dejó ver cómo la preparaba porque era su secreto.


Esta receta la he encontrado gracias al blog Mis Recetas Favoritas de Hilmar que a su vez me llevó al de David Lebovitz y éste a la receta de Nigella Lawson. Cada uno le dio su toque personal a la receta de Nigella (incluyéndome) y que por regla de tres tu harás lo mismo☺ No dejes de visitarles y añadirlos a tus favoritos porque cada uno es un gran profesional con estilo propio. 

Ingredientes:
- 450 gr. de avena en copos
- 120 gr. de pipas de girasol crudas
- 175 gr. de compota de manzana
- 2 cdtas. de canela molida
- 1 cdta. de jengibre molido
- 120 gr. de golden syrup
- 4 cdas. de sirope de agave
- 50 gr. de azúcar moreno
- 200 gr. de almendras
- 1 cdta. de sal
- 2 cdas. de aceite de girasol 
- 70 gr. de semillas de lino
- 35 gr. de coco rallado
- 165 gr. de mezcla de arándanos secos y pasas

Precalienta el horno a  150 ºC. En una olla a fuego medio vierte el aceite de girasol, el sirope y el golden syrup calienta lo suficiente para que los tres estén bien integrados, reserva. En un bol amplio mezcla el resto de los ingredientes menos las pasas y los arándanos, si lo deseas puedes cortar en trozos más pequeños las almendras. Incorpora al bol el contenido de la olla y remueve muy bien (si es necesario usa tus manos) para que todo quede impregnado. 

En una bandeja de horno forrada con papel vegetal esparce toda la granola de manera uniforme y hornea durante 15 minutos, saca la bandeja del horno con cuidado de no quemarte y con una paleta o cuchara de madera redistribuye la mezcla para intentar de que se tueste lo más parejo posible, introduce de nuevo al horno y repite el procedimiento de sacar y mezclar el contenido unas 4-5 veces más cada 10 minutos, lo que dará un tiempo de tostado de 55-65 minutos, dependiendo de cuán tostada o dorada la quieras. Retira la bandeja y deja enfriar completamente antes de guardar en un recipiente hermético.


A continuación comparto unos datos de interés antes de que te pongas manos a la obra con tu granola o muesli crujiente:
  • En la receta he puesto copos de avena pero puedes usar como yo una mezcla de copos de centeno, de trigo... los puedes encontrar en los herbolarios o tiendas de especias.
  • Puedes usar perfectamente miel de caña (melaza) o de remolacha (en lugar del sirope de agave) lo que le dará un color más oscuro, recuerda tenerlo en cuenta a la hora de tostarla.
  • He usado semillas de lino marrones pero el lino dorado también sirve.
  • Las pasas y arándanos puedes sustituirlos o mezclarlos con trocitos de orejones de albaricoque, chips de manzana, higos secos, etc.
  • El coco rallado se puede omitir o cambiar por coco en hojuelas, así como las almendras por nueces, cacahuetes o anacardos (merey).
  • Si no consigues el golden syrup un buen sustituto es el jarabe de arce o el sirope de arroz.



El resultado es delicioso y crujiente. Este invento es un acierto porque juro que de no existir parte de mi alimentación en la universidad habría sido de aire (por el tema de las prisas)... Si esta receta te ha gustado no tengo dudas que disfrutarás con las barritas de granola o el flapjack.

¡Buen Provecho!

You Might Also Like

4 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!