Cheesecake de Salmón con Cebollas al Oporto

Una rica cheesecake salada para romper con la costumbre de llevarla sólo al postre, con la combinación infalible salmón-naranja-eneldo, esta versión "nórdica" de la tarta de queso hará de cada cena una celebración.



Una aportación más para el Comando Cheesecake liderado por mi amiga Marina de La Rosquilla de la Tía Laura. Te recuerdo que el último día para participar es el 5 de mayo, con una receta de cheesecake bien sea dulce o salada, tendrás una participación para ganar estos premios. ¡Aún estás a tiempo! 


Ingredientes para la base:
- 125 gr. de galletas tipo cracker trituradas
- 75 gr. de mantequilla
- 1 cdta. de eneldo
- 1/2 cdta. de semillas de hinojo
- un poco de ralladura de naranja (opcional)

Ingredientes para el relleno:
- 450 gr. de queso cremoso (de untar)
- 150 gr. de salmón ahumado
- 3 huevos
- 1 yema de huevo
- 1/2 taza de nata para cocinar
- 1 cda. de zumo de naranja
- ralladura de 1 naranja
- 2 cdtas. de eneldo
- sal y pimienta al gusto

Ingredientes para las cebollas confitadas al Oporto:
- 2 cebollas medianas
- 1/2 taza de vino de Oporto (u otro vino tinto)
- 1/4 taza de zumo de naranja
- 1 cda. de azúcar
- 1 cda. de aceite de oliva
- una pizca de sal


La base: Precalienta el horno a 175ºC. Derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo, mezcla bien con las galletas trituradas, procede a cubrir el fondo del molde (previamente engrasado) de manera uniforme aplicando un poco se presión y procura que quede lo más nivelado posible, hornea durante 10 minutos, reserva y baja la temperatura del horno a 170ºC.

El relleno: Corta el salmón en finas tiras y de 1 ó 2 cm. de largo. En un bol amplio bate durante unos segundos el queso crema, añade los huevos y la yema, cuando estén bien incorporados, agrega la nata junto con la ralladura, el eneldo, el zumo y salpimienta al gusto, mezcla muy bien. Con una espátula distribuye el salmón por la mezcla, luego viértela sobre la base de galleta y hornea durante 40-45 minutos o hasta que la mezcla se muestre firme y dorada.


Las cebollas: Calienta el aceite a fuego medio en una sartén, sofríe las cebollas cortadas en juliana fina (tiras finas) con una pizca de sal, cuando se vuelvan doradas y jugosas vierte el zumo de naranja con el oporto y el azúcar, remueve bien y deja cocer hasta que se reduzca un tercio del líquido. 


Se come más bien tibia aunque en frío también está deliciosa, es muy cremosa y la naranja le da ese toque afrutado que le sienta de maravilla. Para servir puedes desmoldar el cheesecake sobre una fuente bonita y espolvorear con un poco de eneldo, coloca las cebollas en un cuenco para que cada quien se sirva a su gusto, o bien, una vez desmoldada la tarta distribuye toda cebolla por la superficie de la misma, le dará el factor "wow".


Una opción para la base de galleta es usar masa quebrada preparada, cubres igualmente el fondo del molde con ella, haces unas incisiones con un tenedor y hornea por el tiempo y temperatura recomendado por el fabricante, el resto de los pasos los sigues sin alterar.

 ¡Buen Provecho!
Pin It button on image hover