Rosquinhas de Coco - Receta de Maide e Iara

Cuando me plateo una receta para una entrada del blog, muchas veces no sé qué hacer (para no repetir lo que ya está publicado), pido opiniones entre mis amigos, familia... Así surgió (para resumir la historia) "La receta de..." una nueva sección dentro del blog, con el fin de ponerles caras a esas personas que tanto me aportan con su amistad como con sus recetas. Será algo así como una pijamada pero versión cocina, les visito, hablamos, ellos cocinan, yo tomo fotos, nos reímos y entre una y otra voy apuntando, observando, oliendo, degustando, para luego saborear juntos el resultado de tan maravillosa experiencia, ¿qué les parece?

Hay mucho que aprender, en la cocina ni está todo dicho ni tampoco todo aprendido, por ello "La receta de..." me da la excusa perfecta para ver a mis amigos desde otro punto de vista y que a su vez ellos tengan el detalle de compartirlo con todos ustedes. Deseo que lo disfruten, tanto ellos como ustedes, porque después de mi visita sus cocinas no "serán anónimas".
¿Y para qué esperar? ¡comencemos desde hoy mismo!



La anfitriona que abre esta sección es Iara, una brasileña que en menos de 3 meses se convirtió en una amiga de toda la vida. Es muy dulce, tranquila, elegante, inteligente, posee la risa tímida y la mirada inocente de una niña pero todo el conocimiento y madurez de una mujer. Nos conocimos en mi trabajo, entre una cosa y otra hablamos unos 20 minutos, luego quedamos un día para merendar y desde entonces somos muy buenas amigas, aunque pasemos 3 meses (¡y hasta 8!) sin hablar parece que han sido 2 días... esas son las amistades de verdad y se conocen a lo largo de tu vida, sólo hay que saber reconocerlas allá dónde estés.

Cuando me comentó que sus padres, Maide y Joao, habían venido a visitarles (a ella y a Javi, su marido) me alegré por ella porque sabía que estaría muy contenta y a mi me hacía mucha ilusión conocerles. Después de un café y unos bolos, chapurreando el poco portugués que se me ocurría (recordando los tiempos de Xuxa y sin pizca de vergüenza por mi parte) quedamos para que me enseñara una receta que Maide les prepara desde chicos. Le pregunté a Iara si la sabía hacer, me contestó que no, porque ella relaciona esa receta a su madre, a su hogar y que cuando la come, significa que está en casa disfrutando de esa protección y tranquilidad que da el hogar de nuestra infancia. Así que cada vez que prepare una horneada de rosquinhas la compartiré con ella, para que recuerde con alegría esta linda tarde que compartimos las 3 en su cocina.

Rosquinhas de Coco

Lo especial de la receta que todo era a "ojo por ciento", Maide como muchas madres de su generación siempre ha cocinado a ojo, sin medidas, aquello que sólo lo da la experiencia, así que dar con las cantidades exactas fue el reto de la visita.


Ingredientes para la masa:
- 10 cdas de leche tibia
- 2 palitos de canela en rama
- 25 gr de levadura prensada
- 1/2 taza de leche tibia
- 1/2 taza de agua tibia
- 4 huevos
- 1 taza de leche
- 3 cdas de mantequilla a temperatura ambiente
- 3 cdas de azúcar
- 1 kg + 20 gr de harina para repostería


Ingredientes para el relleno:
- 250 gr de coco rallado
- 2 cdas de mantequilla a temperatura ambiente
- 3 cdas de azúcar
- 1 lata pequeña de leche condensada


La masa: calienta en una olla pequeña las 6 cucharadas de leche con la ramita de canela, cuando hierva (que será muy rápido) retíralo del fuego, tápalo y cuando enfríe cuela la leche y reserva. Por otro lado, disuelve la levadura en la media taza de leche y la media de agua, ambos tienen que estar tibios. En un bol o cuenco amplio, añade la taza de leche, 3 huevos batidos ligeramente, el azúcar, la levadura disuelta y la leche de la canela, remueve todo, agrega la mantequilla y con un tenedor "aplasta" como si fuera puré, para hacer trozos más pequeños, luego añade de golpe casi medio kilo de harina, mezcla con la ayuda de una cuchara, ve añadiendo harina mientras mezclas hasta que consideres que puedes hacerlo con las manos, amasa bien, si es necesario vuelca la bola de masa sobre la superficie y trabaja bien, es una masa de pan dulce, así que trabajala como tal, los 20 gr de harina es el aproximado extra que necesité para que la masa no se pegara. Una vez que no se te pegue y esté homogénea, quita una bolita de unos 2 cm, coloca el resto de la masa en el mismo cuenco, tapa y reserva en un lugar oscuro (como dentro del microondas, apagado), la bolita de masa ponla dentro de un vaso con agua, cuando llegue a flotar quiere decir que la masa ya está lista para trabajar.


El relleno: mientras la masa está reposando, en otro cuenco añade el coco rallado, con el azúcar y la mantequilla, con un tenedor junta todo y aplasta como si fueras a hacer puré, todo quedara como trocitos, virutas. Reserva.


Pre calienta el horno a 175 ºC. Coge la masa (una vez que haya subido), vuelca sobre la mesa que tendrá un poco de harina y trabaja la masa de nuevo, hasta que salga el aire de levado, divide en dos partes, coge un trozo y extiende bien con un rodillo en todas las direcciones hasta que tengas un rectángulo de medio centímetro de grosor, pinta con un poco de mantequilla derretida y "espolvorea" la mitad del relleno de coco por todo el rectángulo, esparce unas 3-4 cucharadas de leche condensada, enrolla y corta rosquillas de unos 2- 3 centímetros, colócalas sobre una bandeja cubierta con papel de hornear dejando espacio entre una y otra, pinta de nuevo con mantequilla derretida y hornea a media altura durante 40-45 minutos, hasta que estén doradas y que cuando cojas una rosquilla el fondo de ésta también lo esté. Mientras se cocinan, repite todo el procedimiento con la otra mitad de masa y relleno, cuando la primera tanda esté lista, coloca la segunda y hornea. Déjalas refrescar sobre una rejilla.


A Iara le gusta comerlas cuando están tibias, estoy totalmente de acuerdo son muy tiernas, esponjosas, sabrosas y aunque a primera vista parecen que empalagarán, tienen el dulce justo y necesario. 


 Maide aprovechó para hacer una trenza sólo con la masa, la que enrolló sobre sí misma y espolvoreó con el relleno la superficie, me dijo que era otra forma de presentarlas en caso de que quisiera una sola "pieza". Yo para irme por lo seguro creo que haré las porciones individuales ;-)

¡Rosquinhas são um deleite, muito obrigado Iara y Maide por compartilhar a sua receita e seu tempo!

¡Buen Provecho!


Pin It button on image hover